viernes, 7 de julio de 2017

Cazón en adobo (bienmesabe)

Este es un plato o tapa, (como prefieras llamarlo) de los mas populares de la gastronomía gaditana y en especial de la Bahía, aunque como mejor se le conoce en esta zona es con el nombre de "bienmesabe". El cazón, es una variedad de tiburón con una carne muy tierna y blanca, pero si os fuera dificil de encontrar, siempre podéis usar Tintorera o Caella, aunque yo en algunos casos he oído que utilizaban rape, Mero Emperador, etc... pero os aseguro que el sabor varía bastante. ¿Vais a poder resistiros? 


Ingredientes:

-500 Gr de cazón (limpio, sin espinas)
-4 Dientes de ajo
-3 Hojas de laurel
-1 Ramita de perejil picado (opcional)
-1 Cucharadita de orégano molido
-1 Cucharadita rasa de comino molido
-1 Cucharadita de pimentón de la vera (dulce)
-1 Vaso de vinagre blanco
-1 Vaso de agua
-Sal gorda
-Harina especial para fritura (mas una cucharadita de pimentón)
-Aceite de oliva (para freir)
-1 Limón

Preparación:

1. En primer lugar le diremos a nuestro pescadero de confianza que nos lo  prepare para hacerlo en adobo, aún así al llegar a casa comprobaremos que este libre de espinas o sangre, y como nos dejarán unos trozos muy grandes con una tijera de cocina los iremos cortando un poco mas pequeños


2. En un bol o fuente de gran tamaño echaremos los trozos de pescado, añadiremos sal al gusto, los ajos pelados o sin pelar pero con un golpe en el centro para que suelten todo su sabor, el laurel, el perejil, el orégano, el comino, el pimentón, el vinagre y el agua

                                     
3. Seguidamente taparemos muy bien con una tapadera hermética, papel film, albal, etc... y llevaremos a la nevera como mínimo entre 8 y 10 horas aunque sería conveniente que esté 24 horas, ya que cuanto mas tiempo esté macerando, mejor absorberá todos los sabores


4. Lo sacamos de la nevera, pasaremos por un colador, retiramos las hojas de laurel y los ajos y dejaremos un ratito para que escurra, a continuación echaremos la harina en un plato junto con una cucharadita de pimentón y lo iremos rebozando a la vez que quitamos el exceso de harina



5. Ponemos abundante aceite en una sartén honda y cuando el aceite este caliente iremos friendo hasta que estén doraditos, los vamos sacando en un fuente con papel absorbente para quitar el exceso de grasa y servimos enseguida sin dejar que se enfríe

Servimos con un chorrito de limón por encima (opcional) y por supuesto con una cervecita bien fría o un vino Manzanilla
Uhm!! como nos gusta!!! 
Como diría Sergio Fernández ¡¡¡Esto está que te inclinas!!! jeje