miércoles, 7 de junio de 2017

Pan milagro

Recuerdo con un cariño especial este pan, ya que fue el primero que hice al poco tiempo de comprar la thermomix y me gusta hacerlo de vez en cuando en fin de semana para comer pan recién hecho. Es un pan fácil y rápido de hacer y es perfecto para l@s que nos iniciamos en esto de hacer pan casero, ya que no lleva masa madre ni necesita varios levados. Lo mejor es hacerlo en una olla de pyrex o cerámica con tapa, pero si no la tuvieras, también puedes comprar las típicas bolsas de asar que venden en todos los supermercados. Una miga consistente y una corteza muy crujiente hacen que este pan sea de los preferidos en mi casa y si además se hace en un abrir y cerrar de ojos ¿que más podemos pedir? venga animaros!!!



Ingredientes: 

-310 Gr de harina de fuerza
-15 Gr de levadura fresca o 1 sobre de levadura de panadero (7 gr)
-175 Gr de agua
-20 Gr de aceite de oliva virgen extra
-1 Cucharadita de sal (rasa)

Preparación tradicional:

1. Cogemos un bol grande, añadimos la harina y desmenuzamos el medio cubito de levadura encima de la misma
2. Incorporamos el agua y el aceite y poco a poco comenzamos a amasar, no hace falta que seamos unos expertos amasando, te saldrá genial segurísimo!!, por último echamos la sal y en una superficie lisa esparcimos un poco de harina y terminamos de amasar hasta tener una masa con forma de bola 
3. Pincelaremos nuestra hogaza con un poco de aceite y haremos unos cortes con un cuter o un cuchillo bien afilado, (a nuestro gusto) seguidamente espolvoreamos un poco de harina por encima y por último lo colocamos dentro de la fuente (o bolsa) previamente engrasada
4. A continuación meteremos la fuente con la tapa con el horno "en frio" y hornearemos a 220º unos 35-40 minutos o hasta que veamos que ya tiene este color dorado

Preparación con Thermomix:

1. Echamos en el vaso el agua, el aceite y la levadura, programamos 2 minutos, temperatura 37º, velocidad 2
2. Incorporamos la harina y la cucharadita de sal, mezclaremos 10 segundos, velocidad 6 y a continuación programamos 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga
3. Acabado el tiempo sacamos la masa del vaso y en una superficie lisa, esparcimos un poco de harina hasta tener una masa con forma de bola 
4. Pincelaremos nuestra hogaza con un poco de aceite y haremos unos cortes con un cuter o un cuchillo bien afilado, (a nuestro gusto) seguidamente espolvoreamos un poco de harina por encima y por último lo colocamos dentro de la fuente (o bolsa) previamente engrasada
5. A continuación meteremos la fuente con la tapa con el horno "en frio" y hornearemos a 220º unos 35-40 minutos o hasta que veamos que ya tiene este color dorado  


                   


Para mojar en salsas, para acompañar cualquier comida, o bien para una buenísima tosta como esta de pan tumaca y jamón ibérico uhmmm!!! no dejes de hacerlo...