viernes, 20 de octubre de 2017

Arroz con bogavante

No hay plato mejor y mas perfecto para los amantes del arroz que un sabroso y delicioso arroz con bogavante. Es ideal para preparar un día de fiesta o comida familiar de domingo, a simple vista puede parecer una elaboración complicada pero para nada, el secreto está en elegir siempre el mejor producto y los mejores ingredientes para que se convierta en un plato de 10 y nuestros comensales disfruten en la mesa. Yo, tengo la suerte de tener dos pescaderos super majos y simpáticos, que me ofrecen un buén género y todas las semanas me engañan con algo, (yo creo que para bien) jeje esta vez le tocó el turno al bogavante. Con estas cantidades llegó para tres raciones, en caso de que seáis entre 5/6 personas solo tenéis que duplicar todos los ingredientes


Entonces me invitaron a llevarme esta preciosidad, y yo que no se decir que no a un bogavante... me lo traje con mucho gusto. 



Eso si, les dije que me lo partieran por la mitad, porque sabía que yo sería incapaz estando vivo como estaba, uff que mal lo llevo... 


Ingredientes:

-200 Gr de arroz bomba
-1 Bogavante mediano
-1,2 L de fumet o caldo de pescado casero (yo no tenía para preparlo y lo hice  con caldo Aneto, que para mi es el mejor)
-2 Tomates medianos maduros
-1 Cebolla grande o 2 medianas
-1 Ñora
-3 Dientes de ajo
-10/12 Hebras de azafrán
-1 Cucharadita colmada de pimentón de la Vera
-Medio vaso de brandy
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal al gusto
-Un manojo pequeño de perejil 



Preparación:

1. Antes que nada preparamos una cazuela o paellera acorde a las raciones que vayamos a hacer, la llevamos al fuego y añadimos un buen chorro de aceite de oliva que cubra todo el fondo, cuando haya cogido calor echamos las dos mitades de bogavante y sofreímos durante un par de minutos, después lo sacamos y colocamos en un fuente o plato amplio (reservamos)
2. Pelamos y troceamos la cebolla y el ajo que esté bien picadito y lo incorporamos al aceite donde tenemos los jugos del bogavante, sofreímos hasta que empiece a tomar color y entonces rallamos los tomates y los añadimos al sofrito, cocinamos durante dos o tres minutos
3. Por otro lado, limpiamos la ñora quitándole las pepitas y la echamos a la paellera para que se ablande un poco, con cuidado que no se nos queme, la sacamos y la llevamos al mortero al que añadiremos también el azafrán y el pimentón, con un chorrito de aceite muy pequeño solo para que todo se hidrate




4. Ahora añadimos el contenido del mortero al sofrito, removemos y seguidamente el brandy hasta que veamos que se evaporó el alcohol y después echamos el arroz, mezclamos bien para que todo se integre y por último incorporamos el caldo poco a poco y nunca de golpe, que tendremos caliente sin que llegue a hervir para no perder la temperatura del cocinado


5. Probamos y rectificamos de sal, dejaremos cocinar aproximádamente entre 13 y 14 minutos, pasado el tiempo añadimos el bogavante que teníamos reservado, además de un puñado de perejil muy picadito, dejamos al fuego otros 5 minutos mas o menos y retiramos


Servimos enseguida, para que no se enfríe y si lo acompañamos con una copa de vino bien frío así ¡para rematar!...


Está "ESPECTACULAR" y lo que yo siempre digo, las cosas hechas en casa y con cariño, saben aún mucho mejor... "Bon appetit"








miércoles, 18 de octubre de 2017

Doowaps o Weikis caseros

No hay nada que me guste mas que hornear bollitos en días de lluvia, me relaja y me hace olvidad por un momento que no me gustan pero nada nada los días grises y frios, así que me pongo manos a la obra y se me olvida por completo cuando comienzo a apreciar ese olor a panadería que impregna toda la casa, o cuando le doy ese primer bocado y aún está calentito por dentro, que más puedo decir... pues que ya mismo me pongo a hornear otra tanda de ¡Dowaps!porque son tan fáciles, tiernos y apetecibles que no me puedo resistir, además de ser la mejor opción para que nuestros hijos no coman bollería industrial en el recreo pero si bollería casera y recién hecha por nosotros mismos. Por si fuera poco, una vez hayan enfriado, tenemos la opción de envolverlos individualmente en papel film transparente y llevar al congelador, así, si nos apetecen a cualquier hora y no tenemos ganas de ponernos a amasar y esperar levados siempre los tendremos a mano, tan solo descongelar una hora aproximádamente antes de consumir y a disfrutar, aunque no creo que lleguen al congelador, yo lo aviso... Entonces ¿que? ¿te animas tu también?  


























Ingredientes:

-110 Gr de leche
-Medio cubito de levadura fresca 
-250 Gr de harina de fuerza
-1 Huevo
-30 Ml de aceite de oliva suave, o de girasol, o mantequilla sin sal en pomada
-40 Gr de azúcar blanquilla
-Media cucharadita rasa de sal
-1 Cucharadita de esencia o aroma de vainilla
-50/60 Pepitas de chocolate para decorar
-Nutella o una onza de chocolate para rellenar (opcional)
-1 Huevo para pincelar los bollos

Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente

Preparación tradicional:

1. Pesamos y apartamos las pepitas de chocolate, después llevamos a la nevera o al congelador hasta la hora de hornear
2. Templamos la leche unos segundos en el microondas e incorporamos la levadura desmigada, removemos hasta que este completamente integrada
3. En un bol grande echamos la leche con la levadura disuelta, el huevo, el aceite y la esencia de vainilla batimos bién y seguidamente echamos en orden primero la harina, después el azúcar y por último la sal, vamos mezclamos hasta que se forme una pasta y a continuación amasaremos durante varios minutos hasta que observemos que la masa ya esta fina y elástica
4. Colocamos nuestra masa en un bol grande, previamente engrasado con un poco de aceite, que taparemos con papel film transparente hasta que veámos que ha doblado su volumen (apróximadamente 1 hora)
5. Pasado el tiempo comenzamos a darle forma a los bollitos intentando que sean todos del mismo tamaño, saldrán unos 12, una vez tengan la forma, tenemos la opción de abrir un agujero en el centro sin llegar al fondo, meter un puñadito de pepitas de chocolate o una onza de chocolate negro, pero también puedes dejarlos sin rellenar, a mi me gusta morder y encontrarme el chocolate dentro, luego los cerramos con la misma masa y desde fuera hacia adentro
6. Precalentamos el horno, 180º calor arriba y abajo, colocamos una lámina de papel vegetal sobre la bandeja, ponemos sobre ella los bollos, tapamos con un paño de cocina limpio y seco y dejamos reposar de nuevo hasta que doblen su volumen
7. Por último los pintamos con huevo batido, les ponemos por encima y separadas unas de otras las pepitas de chocolate que teníamos reservadas en la nevera y horneamos durante 10 o 12 minutos, o hasta que veamos que ya están doraditos

Preparación con Thermomix:

1. Pesamos y apartamos las pepitas de chocolate, después llevamos a la nevera o al congelador hasta la hora de hornear
2. Ponemos la leche y la levadura en el vaso y programamos 3 minutos. temperatura 37º, velocidad 3
3. Incorporamos la harina (tamizada), el huevo, el aceite, la vainilla, el azúcar y por último la sal programamos 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga
4. Sacamos la masa del vaso y la colocamos en un bol grande, previamente engrasado con un poco de aceite, que taparemos con papel film transparente hasta que veámos que ha doblado su volumen (apróximadamente 1 hora)
5. Pasado el tiempo comenzamos a darle forma a los bollitos intentando que sean todos del mismo tamaño, saldrán unos 12, una vez tengan la forma, tenemos la opción de abrir un agujero en el centro sin llegar al fondo, meter un puñadito de pepitas de chocolate o una onza de chocolate negro, pero también puedes dejarlos sin rellenar, a mi me gusta morder y encontrarme el chocolate dentro, luego los cerramos con la misma masa y desde fuera hacia adentro
6. Precalentamos el horno, 180º calor arriba y abajo, colocamos una lámina de papel vegetal sobre la bandeja, ponemos sobre ella los bollos, tapamos con un paño de cocina limpio y seco y dejamos reposar de nuevo hasta que doblen su volumen
7.. Por último los pintamos con huevo batido, les ponemos por encima y separadas unas de otras las pepitas de chocolate que teníamos reservadas en la nevera y horneamos durante 10 o 12 minutos, o hasta que veamos que ya están doraditos

Tiernos, esponjosos y deliciosos.
A los niños les encantarán y tenemos la tranquilidad de saber lo que están comiendo...








lunes, 9 de octubre de 2017

Espaguetis negros con gambas y gulas

La pasta en mi casa gusta mucho, mucho, nos gusta de todas las maneras habidas y por haber, aunque cada uno tengamos nuestras preferencias claro está... Sobre todo me gusta ir haciendo diferentes combinaciones en las elaboraciones, y esta variedad de pasta negra con tinta de sepia especialidad Gallo, es ideal para preparar en fin de semana la cual además es sencillísima de hacer a parte de estar increíblemente buena... ¿Que mas se puede pedir?







Ingredientes para 4 personas:

-250 Gr de pasta alimenticia de sémola de trigo duro con tinta de sepia (Gallo)
-1 Pastilla de caldo de pescado Avecrem (opcional)
-4/5 Dientes de ajo
-60 Ml de aceite de oliva virgen extra
-150 Gr de gambas peladas
-250 Gr de La Gula del Norte
-Sal al gusto
-Media cucharadita de pimentón de la Vera
-1 Pizca de cayena molida (opcional)
-1 ó 2 Guindillas secas (opcional)
-Medio vaso de vino blanco

Preparación:

1. En una olla grande ponemos agua a hervir con un poco de sal o como fué mi caso una pastilla de caldo Avecrem de pescado, una vez comience a hervir añadiremos la pasta y dejaremos cocer según nos indica el fabricante (unos 5-6 minutos) pasado el tiempo volcamos entonces nuestra pasta sobre un escurridor y mientras escurre vamos a preparar el sofrito
2. Ponemos en la misma olla (una vez esté limpia y seca) el aceite, añadimos los ajos que no estén demasiado picados, esperamos unos segundos a que empiecen a dorarse y entonces añadiremos las gambas junto con las gulas, sofreímos aproximadamente un par de minutos sin dejar de remover para que no se nos pegue

                       

3. A continuación, incorporamos la pasta ya escurrida al sofrito, seguida del pimentón, la cayena y la guindilla seca (opcional) removemos de nuevo y enseguida echamos el vino, dejamos reducir, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario
4. Servimos inmediatamente antes que se enfríe
  

¡¡¡Que buenos están!!! Los hice para dos por lo que tuve que reducir todos los ingredientes a la mitad


Pruébalos y me cuentas...







jueves, 5 de octubre de 2017

Tortitas americanas

Creo que las tortitas son de esas cosas realmente buenas de verdad, de esas que te regala la vida y que alguien puso en la tierra un día cualquiera para poder saltarse las dichosas dietas jaja Lastima que no puedan comerse a diario ¡JUMM! Las suelo hacer muy de vez en cuando, pero eso sí, cuando las hago sería capaz de comerme una "montañita" enterita como la que veis en el plato, (menos mal que tengo auto-control) ohmm!! que si no, no se que sería de mi... si tienes niños, es una muy buena opción para un desayuno o merienda, incluso pueden ayudarte en la preparación porque son muy sencillas, ya verás... ¿me acompañáis?



Ingredientes:

-120 Gr de harina de trigo
-200 Ml de leche
-1 Cucharada de azúcar blanquilla
-2 Cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
-1 Huevo
-30 Gr de mantequilla sin sal
-1 Cucharadita de esencia de vainilla o canela molida (opcional)
-1 Pizca de sal
-Mantequilla para engrasar la sartén

Ingredientes para la ganache de chocolate:

-150 Gr de chocolate negro fondant para postres
-150 Ml de nata para montar
-Media cucharada de mantequilla sin sal
-1 Cucharada de azúcar glass (opcional) para los mas golosos


Preparación:



1. Lo primero que haremos será incorporar todos los ingredientes (excepto la harina y la levadura) ya sea en un bol, o en el vaso de nuestro procesador de alimentos, batidora americana, Thermomix, varillas eléctricas, etc... echamos los huevos, la leche, la mantequilla derretida unos segundos en el microondas, el azúcar, la sal, y la esencia de vainilla o canela (opcional) batimos a velocidad media-alta hasta que veamos que todos los ingredientes están bien integrados

2. A continuación, añadimos la harina y la levadura que habremos pasado previamente por un colador o tamiz, esto evitará que nos queden grumos, ahora volvemos a batir a velocidad media-alta hasta que observemos que está perfectamente todo integrado y llevamos a la nevera donde dejaremos reposar como mínimo 1 hora, aunque si tenemos mucha prisa con 15 o 20 minutos bastaría
3. Seguidamente procedemos a preparar nuestras tortitas, cogemos una sartén pequeña antiadherente, le añadimos media cucharadita de mantequilla, esperamos que se funda y seguidamente iremos añadiendo la masa hasta cubrir el fondo de la sartén, dependiendo de si las queremos mas o menos gorditas añadiremos mas o menos masa
4. Si queremos añadir fruta o gotas de chocolate las incorporamos unos segundos antes de darles la vuelta y se la daremos solo cuando veamos que comienzan a formarse burbujitas en la masa, una vez están doradas por ambos lados, las vamos colocando en un plato o fuente apiladas
5. Por otra parte podeis también bañarlas con una deliciosa ganache de chocolate fácil y rápida, "OS LO ACONSEJO" solo tienes que echar en un bol el chocolate partido en trozos junto con la mantequilla y el azúcar (opcional), calentar la nata en un cazo al fuego o en un bol al microondas hasta que alcance la ebullición, seguidamente la volcamos sobre el chocolate, dejamos reposar como 1 minuto y a continuación, mezclaremos con unas varillas suavemente hasta que quede todo homogéneo















Puedes acompañarlas con tus ingredientes favoritos, ya sea fruta de temporada troceada, ganache de chocolate, nata, caramelo, mermelada, compota de manzana, sirope de arce, miel, etc... Estas de la segunda foto son con arándanos, si le añades un buen chorretón de miel por encima uhmm ¡¡Irresistiblemente buenasss!!








martes, 26 de septiembre de 2017

Croquetas de atún

Hoy vengo con el "reto croquetil" de este mes, en esta ocasión un sabor que aún no había probado y que nos gustó muchísimo, un sabor diferente e ideal para darle a los niños que les guste o no el atún, porque estoy segura que se las comerán sin rechistar y no solo ellos... tanto niños como mayores te las quitarán de las manos de dos en dos... ¿te animas a probarlas? 
Ingredientes:

-3 Latas de atún
-2 Huevos para cocer
-1 Cebolla
-500 Ml de leche entera o semidesnatada
-1 Cucharada de aceite de oliva virgen  extra
-60 Gr de harina
-1 Pizca de nuez moscada (opcional)
-Aceite de oliva (para freirlas)
-2 Huevos para el empanado
-Pan rallado
-Sal

Preparación tradicional:

1. En un cazo ponemos a cocer los huevos con una cucharadita de sal y unas gotitas de vinagre (opcional) es para que luego se pelen mejor, dejamos cocer unos 12 minutos y seguidamente enfriamos, pelamos y troceamos con un cuchillo, yo puse solo la yema en esta ocasión, (reservamos)
2. Ponemos una olla al fuego, echamos la cucharada de aceite y la mantequilla, a continuación incorporamos la cebolla troceada, dejamos cocinar a fuego medio con cuidado que no se nos queme la mantequilla y cuando esté pochada incorporando la harina sin dejar de remover hasta que se cocine un poco y coja un color tostado
3. Ahora añadimos la leche, (del tiempo o templada) sin dejar de remover hasta que comience a espesar, añadimos también la pizca de nuez moscada, la sal al gusto, y finalmente el huevo y el atún, terminamos de cocinar hasta que espese y retiramos del fuego 
4. Volcamos la masa en una fuente y tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera hasta el día siguiente



5. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, las pasamos por huevo batido y después por pan rallado, vamos colocandolas en una fuente
6. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y cuando este caliente vamos dorando las croquetas, las iremos sacando y colocando sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite 
7. Servimos calientes acompañadas por ejemplo de una ensalada

Preparación con Thermomix:

1. En un cazo ponemos a cocer los huevos con una cucharadita de sal y unas gotitas de vinagre (opcional) es para que luego se pelen mejor, dejamos cocer unos 12 minutos y seguidamente enfriamos, pelamos y troceamos con un cuchillo, yo puse solo la yema en esta ocasión, (reservamos)
2. Pelamos la cebolla la partimos en cuartos y la añadimos al vaso, troceamos 8 segundos, velocidad 5, bajamos los restos de las paredes, añadimos un chorrito de aceite y la mantequilla y sofreímos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, sin cubilete
3. A continuación, echamos la harina y programamos 2 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad 1
4. Ahora podemos la balanza y vamos echando la leche que tiene que estar templada o del tiempo, incorporamos también la pizca de nuez moscada, la sal al gusto y programamos 8 minutos, temperatura 100º, velocidad 3
5. Cuando falte aproximadamente 1 minuto o minuto y medio para que acabe el tiempo, añadimos el huevo y el atún y terminado el tiempo volcamos la masa en una fuente, tapamos con film transparente tocando la masa para que no se forme costra y una vez esté a temperatura ambiente la llevaremos a la nevera hasta el día siguiente
6. Sacamos la masa ya fría de la nevera y con ayuda de dos cucharas, vamos dando forma a las croquetas, las pasamos por huevo batido y después por pan rallado, vamos colocandolas en una fuente
7. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y cuando este caliente vamos dorando las croquetas, las iremos sacando y colocando sobre papel absorbente para que escurran el exceso de aceite 
8. Servimos calientes


¡¡¡Una delicia!!! No digo mas...









jueves, 21 de septiembre de 2017

Crema de lentejas

Ahora que va haciendo menos calor, que ya empezó el cole y vamos comiendo mas sano después del verano y "sus excesos" ahora que va haciendo fresquete y apetece otra vez comer de cuchara, esta es la opción perfecta para aquell@s que no les gusta las lentejas, ideal si te sobraron lentejas del día anterior, pero también para los niños o bebes que empiezan a introducir legumbres en su alimentación. Yo utilicé lenteja pardina porque es la que mas me gusta, pero puedes hacerlo igualmente con la que tu utilices, esta variedad de lenteja no es que necesite hidratarse, pero a mi me gusta ponerlas en agua unos 15 o 20 minutos para luego despues lavarlas en un escurridor grande y listo... Te invito a que la pruebes... 




















Ingredientes:

-200 Gr de lentejas (yo puse pardina)
-1 Cebolla
-1 Ajo
-Medio Puerro
-1 Patata mediana
-2 Zanahorias pequeñas o 1 mediana
-1Puñado de guisantes 
-1 Tomate maduro
-1 Hoja de laurel
-Media cucharadita de pimentón de la vera
-Agua o caldo de verduras para cubrir las lentejas
-100 Ml de nata líquida para cocinar o leche evaporada (opcional)
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal

Para acompañar:

-Picatostes, cebollino, hortalizas a la plancha, etc... y como toque final un chorrito de aceite de oliva virgen extra en forma de hilo

Praparación tradicional:

1. En primer lugar, pelamos, lavamos y troceamos todas las verduras (reservamos)
2. Ponemos al fuego nuestra olla express con un chorrito de aceite, añadimos la cebolla, el ajo y el puerro, sofreímos un par de minutos hasta que esté pochado y a continuación echaremos el resto de las verduras, patata, zanahoria, tomate y guisantes, removemos y le incorporamos el pimentón, la hoja de laurel y por último las lentejas
3. Cubrimos la olla con el agua o el caldo de verduras hasta tapar dos o tres dedos por encima nuestra preparación, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario, cerramos la olla y cocinamos una vez que la válvula suba hasta arriba a fuego lento durante unos 20 minutos
4. Pasado el tiempo esperamos para abrir la olla, dejamos que templen un pelín y añadimos la nata o leche evaporada, trituramos con nuestra batidora turmix, batirora americana, procesador de alimentos... si vemos que quedan un poco espesas, podemos añadir medio vasito mas de agua, volvemos a probar de sal y observamos que tengan la textura deseada
5. Pasamos finalmente por un colador o chino y servimos bien calentitas, podemos además acompañarlas con unos picatostes, un poco de cebollino (opcional) y regar por último con un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Preparación con Thermomix:

1. En primer lugar, pelamos, lavamos y troceamos todas las verduras (reservamos)
2. Añadimos un chorrito de aceite que cubra el fonde del vaso y añadimos la cebolla, el ajo y el puerro, programamos 11 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, sin cubilete, pasado el tiempo incorporamos la zanahoria, la patata, el tomate y los guisantes, programamos 5 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda, sin cubilete
3. Ahora incorporamos el pimentón y cubrimos el sofrito con el agua o el caldo hasta tapar dos o tres dedos por encima nuestra preparación, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario, cerramos el vaso y programamos 20 minutos, temperatura 100º, velocidad 1, giro a la izquierda, ahora sin con cubilete



4. Pasado el tiempo sacamos el vaso de la base, dejamos que templen un poco para que baje la temperatura, añadimos la nata o leche evaporada y trituramos 2 minutos velocidad progresiva 5,7,10, si vemos que quedan un poco espesas, podemos añadir medio vasito mas de agua, volvemos a probar de sal y observamos que tengan la textura deseada
5. Servimos bien calentitas, podemos además acompañarlas con unos picatostes, un poco de cebollino (opcional) y regar por último con un chorrito de aceite de oliva virgen extra


Queda con una textura muy cremosa y es otra forma diferente de comer lentejas, está realmente buena...









lunes, 18 de septiembre de 2017

Pulpo a la gallega

Hoy os traigo un plato que resulta imprescindible en la gastronomía gallega y como no, completamente arraigado a esta tierra. Bien es cierto, por otra parte, que a día de hoy no hay bar o restaurante que no lo esté ofreciendo en su carta y podemos encontrarlo si tapeamos por cualquier provincia de la península incluso si salimos al extranjero debido a su gran popularidad. El pulpo a la gallega o "a feira" como allí se denomina, suele ser servido en el tradicional plato de madera, en rodajas con sal, pimentón y regado con un buén aceite de oliva virgen extra, en algunos casos (que no siempre) acompañado con patatas o cachelos se sirve en las diferentes y conocidas pulperías gallegas a lo largo y ancho de toda esta región. 






















Ingredientes para 4 personas:

-1 Kl de pulpo cocido
-4 Patatas medianas
-Aceite de oliva virgen extra
-Pimentón de la vera 
-Sal gorda

Preparación:

1. En una olla, ponemos a cocer las patatas hasta que pinchemos con un cuchillo y estén blanditas, entonces apartamos, dejamos enfriar, una vez enfríen las pelamos e iremos haciendo rodajas y colocándolas en nuestro plato de madera
2. Por otro lado, cogemos el pulpo ya cocido y lo hacemos rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor con unas tijeras de cocina que vamos colocando sobre la patata cocida
3. Finalizamos aderezando con sal, pimentón y aceite de oliva (este último sin escatimar) y servimos 


Una tapa o entrante perfecto para degustar en buena compañía...







domingo, 17 de septiembre de 2017

Tostadas francesas

Las tostadas francesas son una de esas recetas que, una vez que la has probado, ya se quedan contigo para siempre y por los siglos de los siglos "Amén"... Muy apropiada para compartir con los tuyos el desayuno del domingo si queremos darnos un capricho y además es una receta de aprovechamiento, en la cual puedes usar pan que te sobró el día anterior, pero también brioche, pan de molde, etc... yo decidí elaborar la receta con pan de molde rústico, que las rebanadas son un poco mas grandes que las de pan de molde normal y ovaladas. En tal caso, hay gente que las compara con nuestras "torrijas" pero es cierto que la elaboración y el resultado final varían bastante... No es aconsejable comerlas muy a menudo debido a su gran aporte calórico, pero como dice el dicho una vez a año... (y quien dijo año dijo mes) no hace daño ¿verdad? 






















Ingredientes:

-1/2 rebanadas por persona del pan que mas os guste
-2 Huevos L
-250 Ml de leche
-1 Pizca de sal
-1 Cucharadita rasa de canela molida (opcional)
-Media cucharadita de esencia o aroma de vainilla (opcional)
-4/5 Cuchara de azúcar (yo le puse azúcar moreno)
-Mantequilla sin sal para dorar las tostadas

Para acompañar:

Aquí es donde damos rienda suelta a nuestra imaginación, jugando siempre con los ingredientes que más nos gusten:

Miel, Frutos rojos, Fresas, Plátano, Kiwi, Cerezas, Dulce de leche, Nata, Caramelo, Mermelada, Sirope de arce, crema de avellanas, etc...


1. En un bol grande vamos echando los ingredientes donde iremos bañando las tostadas, los huevos, la leche, la canela, la vainilla, el azúcar y la pizca de sal, seguidamente con unas varillas o un tenedor batimos enérgicamente y reservamos
2. Ponemos por otra parte una sartén a fuego medio, que no esté demasiado fuerte porque se nos podría quemar, echamos un pedazo de mantequilla y mientras se derrite vamos mojando el pan en la mezcla que habíamos batido, dejamos que se empape por ambos lados y las iremos echando a la sartén para que se vayan haciendo, cuando estén doradas por las dos caras, las vamos sacando a un plato o una fuente para después poderlas servir acompañadas del ingrediente que mas nos guste, yo elegí frutos rojos y miel, además por supuesto del café, té, zumo, batido...



Que esponjosas y mojaditas quedan, desde luego que son una delicia, y no se tarda nada en hacerlas  ¿te vas a resistir a probarlas? estoy segura que no... yo creo que las comería cada mañana para desayunar, el problema es que luego tendría que salir rodando... jeje 





jueves, 14 de septiembre de 2017

Secreto ibérico al horno

El secreto ibérico fué todo un descubrimiento para nosotros hace ya algunos años. Yo ni lo conocía, ni lo había cocinado nunca, así que me puse al lio, las primeras veces lo hice a la plancha sin más y luego más adelante fuí pensando en otras recetas algo mas elaboradas, también por cambiar un poco y entonces me di cuenta que admite diversas formas de preparación que os iré enseñando mas adelante. Lo hemos probado además en algún que otro restaurante y aquí si que hay que tener cuidado, por que es habitual que nos den gato por liebre, vamos, que nos lo vendan como ibérico cuando no lo es, ya que el sabor varía bastante, pero oye, que igual son manías mías, pero es que nunca llega a saberme igual el que comemos fuera de casa que este ¿porque será?. Esta es una de las recetas que a mi marido y a mi mas nos gusta. Al horno y con este acompañamiento de patatas con su champiñón, delicioso sin mas, la carne queda super crujiente por fuera y muy jugosita y tierna por dentro. En esta ocasión lo hice para dos, porque está genial para una comida o cena especial con tu pareja, pero si tienes mas comensales siempre puedes duplicar los ingredientes sin problemas. Espero que os guste...





Ingredientes para 2 personas:

Para el asado:

-500/600 Gr de secreto ibérico de cerdo
-1 Cebolla grande (yo le puse morada)
-4 Dientes de ajo
-60 Ml de vino tinto (que no sea de brick)
-Aceite de oliva virgen extra (un chorrito)
-Pimentón de la vera
-Pimienta (yo le puse pimienta blanca)
-Sal al gusto (yo le puse sal gorda)

Para acompañar:

-3/4 Patatas medianas
-Media cebolla
-1 Ajo
-2/3 Champiñones (yo puse Portobello)
-1 Manojo pequeño de pereji
-100 Ml de nata para cocinar
-1 Cucharada de parmesano molido
-Sal al gusto

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 220º C 
2. En primer lugar aderezamos la carne por ambos lados, le añadimos la sal, la pimienta y el pimentón, colocándola a continuación en una bandeja o fuente de barro amplia y apta para horno, echamos además la cebolla cortada en juliana, formando una capa encima de la carne, bañamos con un chorrito de aceite y por último incorporamos el vino
3. Ahora colocamos la bandeja dentro del horno y horneamos a 220º durante unos 10-12 minutos para que se dore el exterior de la carne, pasado este tiempo bajamos la temperatura a 180º y lo dejemos asi hasta que pasen unos 35-40 minutos, entonces lo sacamos y le damos la vuelta, volviendo a colocar la cebolla encima de la carne y dejaremos que se cocine durante otros 35-40 minutos, cuando falten aproximadamente 10 minutos, añadiremos los ajos fileteados o en cuartos por encima


4. Ahora que le dimos la vuelta a la carne comenzamos con el acompañamiento, lavamos, pelamos y cortamos las patatas en rodajas un pelín gruesas o en cuadrados (igual que para bravas) como mas os guste, en una olla ponemos agua a calentar y cuando empiece a hervir las echamos con un poco de sal, cuando las pinchemos con un tenedor y las notemos un pelin blanditas (no del todo para que no se rompan) las sacamos y ponemos a escurrir
5. Por otro lado en una sartén ponemos a dorar la cebolla con el ajo en juliana con una pizca de sal, cuando empiece a tomar color añadimos el champiñón laminado, rehogamos un par de minutos y seguidamente incorporamos las patatas que teníamos escurriendo, sofreímos otros 3 o 4 minutos a fuego medio para que cojan color y por último agregamos el perejil, el parmesano y la nata, mezclamos suavemente, dejando cocinar unos dos o tres minutos mas, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario, retiramos del fuego
6. Sacamos la carne del horno y servimos inmediatamente con las patatas como acompañamiento



Vamos, vamos, ¡¡¡irresistible!!!







jueves, 31 de agosto de 2017

Fish and chips

Si como yo has viajado a Londres, sabrás que es completamente imposible volver sin haber probado uno de sus platos mas reconocido mundialmente, su increíble pescado con patatas (fish and chips). Consiste en una fritura de pescado (fundamentalmente blanco), rebozado, que puede ser bacalao, dorada, lenguado... aunque a mi me apetecía hacerlo con merluza que es uno de mis pescados favorito, se sirve además con unas patatas extra-crujientes que suelen condimentarse con sal y vinagre, pero por supuesto una buena salsa para acompañar y mojar, que puede ser ketchup, mayonesa, o salsa tártara que es la que hice yo. Puedes encontrarlo paseando por sus calles, en mercados, bares, restaurantes, puestos callejeros, etc... en los que como no podía ser de otra forma tienes la opción (take-away) comida para llevar. Si lo probaste y eres como yo, de l@s que ya no pueden pasar sin esta receta, te invito a que la hagas, porque no te dejará indiferente y descubrirás lo buenísimo que queda haciéndolo nosotr@s mismos, anímate y verás!!























Ingredientes para 4 personas:

Para las patatas:

-4 Patatas medianas
-Agua para cocerlas
-1 Cucharada de vinagre
-Aceite de oliva para freirlas
-Sal

Para el rebozado:

-200 Gr de harina de trigo
-1 Cucharadita de levadura tipo Royal
-200 Ml de cerveza muy fria
-Media cucharadita de miel (opcional)

Pescado:

-500 Gr de pescado blanco (el que mas te guste) limpio de piel y espinas
-1 Pizca de pimienta (opcional)
-Sal al gusto

Salsa tártara:

-200 Gr de mayonesa (casera o de bote)
-1 o 2 de pepinillos en vinagre
-1 Cucharadita de alcaparras
-1/4 de cebolla 
-1 Huevo cocido (opcional)
-1 Cucharadita de perejil
-Unas gotas de limón 
-1 Cucharadita de mostaza de Dijon
-1 Pizca de sal

Preparación:

1. Comenzamos pelando y lavando las patatas y seguidamente las cortamos en bastones de buen tamaño (que no queden finas) echamos en una olla grande y cubrimos de agua hasta que las tape todas, añadimos una pizca de sal y el vinagre, una vez comiencen a hervir dejaremos cocer unos 7 u 8 minutos, pasado el tiempo las pasamos a un escurridor y esperamos a que enfríen un poco, después secaremos con papel absorbente por si quedara algo de agua y ponemos a calentar una sartén con abundante aceite, freiremos a fuego medio-alto hasta que estén doradas y crujientes, dejamos en un plato o bandeja con papel absorbente para quitar todo el exceso de grasa (reservamos)


2. Vamos a preparar la salsa tártara, escurrimos y secamos bien los pepinillos y las alcaparras y procedemos a ir picando todo muy picadito, la cebolla, el huevo cocido, el perejil, los pepinillos y las alcaparras, si tenemos una picadora podemos picarlo también así, nos será más rápido, reservamos 
3. Ahora tenemos dos opciones, hacer la mayonesa casera o ponerla ya comprada, dependiendo de la prisa que tengáis, la volcamos en un bol junto con todos los ingredientes que hemos picado y seguidamente echamos el limón, la mostaza y la sal, mezclamos bien hasta que todo se integre y reservamos en la nevera tapada con film transparente

                           

4. A continuación iremos preparando el pescado, dejándolo libre de piel y espinas, lo haremos trocitos no demasiado grandes, en tiras y salpimentamos al gusto (reservamos)
5. Preparamos ahora el rebozado o tempura, echamos en un bol grande la harina, la levadura, la miel y por último la cerveza que debe estar muy fría, mezclamos con unas varillas hasta que no quede ni un solo grumo
6. Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y cuando veamos que está bien caliente bajamos un pelín y vamos introduciendo los trozos de pescado que habremos pasado previamente por la tempura, controlando que no se nos quemen cuando veamos que están dorados iremos sacando a un plato o una fuente con papel absorbente para que suelten todo el exceso de grasa

                             

7: Servimos sin esperar que se enfríe, eso si, con una cerveza muy fría


Ya no te hace falta coger un avión para poder probar este plato tan sencillo y sabroso... Madrecita... ¡¡como nos ha gustado!!!